Virgen de Guadalupe

Letanías de Jesucristo Sumo

Sección: Devocionario Catolico

Enlaces Patrocinados

Letanías de Jesucristo Sumo

(Letanías de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y Víctima)

Kyrie, eleison, Kyrie, eleison

Christe, eleison, Christe, eleison

Kyrie, eleison, Kyrie, eleison

Cristo, óyenos, Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos, Cristo, escúchanos

Dios, Padre celestial, Ten misericordia de nosotros

Dios, Hijo, Redentor del mundo

Dios, Espíritu Santo

Santísima Trinidad, un solo Dios

Jesús, Sacerdote y Víctima

Jesús, Sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec

Jesús, Sacerdote

enviado por Dios para evangelizar a los pobres

Jesús, Sacerdote que en la última cena

instituiste el memorial eterno de tu sacrificio

Jesús, Sacerdote siempre vivo para interceder por nosotros

Jesús, Pontífice

al que el Padre ungió con la fuerza del Espíritu Santo

Jesús, Pontífice tomado de entre los hombres

Jesús, Pontífice constituido a favor de los hombres

Jesús, Pontífice de nuestro testimonio

Jesús, Pontífice de mayor gloria que Moisés

Jesús, Pontífice del auténtico Templo

Jesús, Pontífice de los bienes futuros

Jesús, Pontífice inocente, inmaculado y santo

Jesús, Pontífice misericordioso y fiel

Jesús, Pontífice

consumido por el celo del Padre y de las almas

Jesús, Pontífice perfecto para siempre

Jesús, Pontífice que penetraste los cielos

derramando tu propia sangre

Jesús, Pontífice que iniciaste un nuevo camino para nosotros

Jesús, Pontífice que nos has amado

y nos has purificado del pecado por tu sangre

Jesús, Pontífice que te entregaste a Dios

como oblación y víctima santa

Jesús, Víctima de Dios y de los hombres

Jesús, Víctima santa e inmaculada

Jesús, Víctima clemente

Jesús, Víctima pacífica

Jesús, Víctima de propiciación y alabanza

Jesús, Víctima de reconciliación y paz

Jesús, Víctima en la que tenemos la fe en el acceso a Dios

Jesús, Víctima que vive eternamente

Muéstrate propicio, Líbranos, Señor

De la búsqueda temeraria del ministerio

Del pecado de sacrilegio

De la falta de dominio en la castidad

De los deseos deshonestos

De toda mancha de simonía

De una indigna disposición de los bienes de la Iglesia

Del amor del mundo y de sus vanidades

De una indigna celebración de tus Misterios

Por tu sacerdocio eterno,

Por tu santa unción,

por la que el Padre te constituyó como Sumo Sacerdote

Por tu espíritu sacerdotal

Por aquel ministerio por el que glorificaste en la tierra al Padre

Por la cruenta inmolación de tu cuerpo en la cruz

realizada una vez para siempre

Por el mismo sacrificio que se renueva cada día en el altar

Por el poder divino que ejerces de manera invisible por medio de los sacerdotes.

Para que te dignes conservar en santidad

a todo el Orden Sacerdotal, Te rogamos, óyenos

Para que concedas a tu pueblo pastores según tu corazón

Para que los llenes de espíritu sacerdotal

Para que los labios sacerdotales guarden tu sabiduría

Para que envíes operarios a tu mies

Para que aumentes

el número de fieles dispensadores de tus misterios

Para que les concedas paciencia en el ministerio,

eficacia en la acción y perseverancia en la oración

Para que por su medio se promueva por doquier

el culto del Santísimo Sacramento

Para que recibas en el gozo eterno

a los que han desempeñado el ministerio

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

Perdónanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

Escúchanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

Ten misericordia de nosotros

Sacerdote eterno, Cristo, óyenos, Cristo óyenos

Sacerdote sumo y eterno, Cristo, escúchanos,

Cristo, escúchanos

Oh Dios, que cuidas y santificas a tu Iglesia; por medio de tu Espíritu, suscita en ella dispensadores fieles e idóneos de los santos misterios, para que por su ministerio y su ejemplo, el pueblo cristiano protegido por ti avance por la senda de la salvación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

O bien:

Señor Dios, que en tu providencia misteriosa asocias la Iglesia

a los dolores de tu Hijo, concede a los fieles que sufren por tu nombre espíritu de paciencia y caridad, para que se manifiesten siempre testigos verdaderos y fieles de tus promesas. Por Jesucristo nuestro Señor.
R: Amén.

Publicado: 2016-12-07 | Modificado: 2016-12-07T23:30:02-7:00.
Enlaces Patrocinados
Contacto | Términos y Condiciones
DevocionarioCatolico.info® Todos los Derechos Reservados. 2016